Una ciudad sostenible: el sueño de un multimillonario

Telosa ¿La metrópoli sostenible del futuro?

«Tenemos la oportunidad de demostrar un nuevo modelo de sociedad que ofrezca a las personas una mejor calidad de vida y mayores oportunidades»

Aristóteles definió telos como fin o propósito que todos, humanos, animales y plantas, persiguen. El telos de una semilla es germinar, llegar a ser una planta o un árbol.  El telos del ser humano es encontrar la felicidad. Pero, para ello, se necesitan las condiciones adecuadas. La semilla necesitará agua, luz y nutrientes adecuados. El ser humano necesitará una entorno social y político justo. Y así surge en la mente de Marc Lore “Telosa”.

 

¿Quién es Marc Lore?

Marc Lore, un emprendedor “en serie” que vendió su startup Jet.com a Walmart por tres mil millones de dólares y luego supervisó la transformación del negocio de comercio electrónico del gigante minorista durante los últimos cuatro años. Con sólo 50 años se ha convertido en multimillonario y, ahora, tiene un sueño: Telosa.

La ciudad que sueña Marc

Telosa sería la ciudad más sostenible, segura y equitativa del mundo. Creada desde cero en medio del desierto, en una vasta porción de tierra al oeste de los EE UU alojará en sus sus primeros 10-20 años un millón de personas en un total de 30.000 hectáreas. En 40 años vivirán 5 millones de personas en una superficie de 150.000 hectáreas.

Esta idea se está diseñando en Dinamarca. El estudio de Bjarke Ingels (BIG) está combinando arte, arquitectura, urbanismo y naturaleza buscando un nuevo equilibrio.

“Crear una nueva ciudad en Estados Unidos que establezca un estándar global para la vida urbana, expanda el potencial humano y se convierta en un modelo para las generaciones futuras”

Marc Lore está dispuesto a invertir 400.000 millones de dólares en su sueño, que sería el sueño del futuro de la humanidad.

Así ha explicado al mundo como será Telosa: Seguirá los principios del “equitismo” y será abierta, justa e inclusiva, con opciones de vivienda asequibles para todos, así como educación y sanidad, regida por una democracia participativa. También será la ciudad más sostenible del mundo, que producirá su propia energía a partir de fuentes renovables, recogerá, tratará y reutilizará el agua, contará con coches autónomos y aviones eléctricos y el medio ambiente será siempre la prioridad.

Utopía, el lugar que no existe

El término fue inventado por el escritor inglés Tomás Moro en 1516, que la utilizó como título de su obra en la que describe una isla imaginaria con un sistema político social y legal perfecto.

Y es que la utopía no persigue lo imposible como mucha gente cree; por el contrario, su objetivo es tratar de hacer posible la mejora de la situación existente y actual.

Marc Lore ha tenido un sueño y puede intentar realizarlo. Y muchos soñamos con él un mundo más justo y sostenible. Ya es alentador el mero hecho que alguien con una situación tan poderosa como la suya esté decidido a invertir un futuro mejor. En un modelo al que estamos abocados si queremos sobrevivir.

«Sabe cuál es mi enfermedad? La utopía. ¿Sabe cuál es la suya? La rutina. La utopía es el porvenir que se esfuerza en nacer. La rutina es el pasado que se obstina en seguir». Victor Hugo 

Será duro el camino porque, como dijo Víctor Hugo, los que no quieren cambiar, a los que no importa el futuro de este maravilloso mundo que implacablemente el ser humano está destruyendo, pondrán trabas al sueño y a la realidad. Si creemos que mucha gente pequeña, en lugares pequeñoshaciendo cosas pequeñaspuede cambiar el mundo cómo no vamos a creer que Lore podrá hacer mucho más. 

Anterior
Siguiente

Deja un comentario