¿El veganismo es una moda?

¿Sabías que los últimos estudios indican que la transición al veganismo es una decisión de la gente más joven pensando en un futuro más justo? Casi parece imposible que el veganismo sea solo una moda. Casi la mitad de los veganos tienen entre 15 y 34 años (42%) en comparación con sólo el 14% que tiene más de 65 años. La franja de menores de 34 años es, además, más numerosa: gente muy joven, adolescentes y preadolescentes. Tan es así que incluso hoy hay campamentos de verano veganos, algo impensable hace poco, o webs como Vegan Teen donde asesoran en nutrición, recogen testimonios de activistas veganos o dan consejos sobre como llevar una dieta vegana en la escuela, hablar con los padres para que respeten y apoyen la decisión o como responder en entorno hostil a los veganos. También podemos encontrar canales de YouTube de gente muy joven que ofrecen recetas, experiencias, moda o consejos para llevar una vida vegana saludable como la de la jovencísima niña de 13 años Lilly Cowie con su canal Lillycution.

 ¡Mi hijo quiere ser vegano!

Razones diversas llevan a los más jóvenes a adoptar una vida vegana pero, fundamentalmente, la creciente inquietud por el medio ambiente y el amor a los animales son las más significativas. Afortunadamente, la educación de los niños en la mayoría de las escuelas ha incluido la ecología y el respeto por el medio animal y natural. Las nuevas generaciones han desarrollado una alta sensibilidad por estos temas y parece lógico que el estilo de vida que quieran adoptar sea el veganismo.  Algunos de estos chicos y chicas se encuentran con un problema en casa: los padres y abuelos desconfían de las dietas veganas y piensan que el veganismo tan solo es una moda y, en muchos casos, se oponen a apoyar la decisión. La reacción suele ser en gran medida por falta de conocimiento. Durante siglos la idea de que una nutrición adecuada debía incluir una gran cantidad de proteínas animales no tuvo discusión y es complicado asumir nuevas perspectivas.

¿Ser vegano es una moda pasajera?

Bueno, pues puede que también. Aunque una nueva (y magnífica) tendencia, en cualquier ámbito, crea una nueva demanda y, en consecuencia, una nueva oferta. Cuando se recomendó por activa y por pasiva la dieta mediterránea, la industria alimentaria triplicó su oferta y etiquetó sin descanso sus productos como “mediterráneos”. Se podría llamar a eso también moda pero, en realidad, fue positivo para cambiar hábitos pocos saludables en la población. Y sí, los adolescentes tienen iconos veganos a los que siguen como la irlandesa  Evanna Lynch, Luna Lovegood en Harry Potter, que se pasó al veganismo y ahora está planeando su propio podcast, o las cantantes  Miley Cyrus y Ariana Grande entre muchos otros. Todos estos influencers difundes el veganismo como algo más que una moda.

Veganismo como estilo de vida

El veganismo abarca más aspectos que la comida. El veganismo es una forma de vida que busca excluir, en la medida de lo posible y practicable, todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales en alimentación, vestimenta o cualquier otro propósito. Por eso los veganos buscan también los productos más respetuosos con los animales y con el medio ambiente más allá de la alimentación. Es una idea que cambia el modelo de consumo buscando el menor impacto. Es sensible y es respetuoso.

Te invito a que veas el siguiente vídeo (en ingles y subtitulado en castellano) , es una magnífica presentación sobre la ética y los beneficios para la salud del veganismo por James Wildman de la Fundación de Derechos de los Animales de la Florida (ARFF).

Bolsos y mochilas para veganos y veganas.

Kimu es una marca de bolsos veganos y ecológicos que se reconoce porque persigue los mismos objetivos: evitar cualquier forma de crueldad y explotación animal. También es ecológica en la medida que evita al máximo impactar sobre el medio ambiente. Kimu  es también una marca artesanal: todo el proceso se realiza con el trabajo manual. Si quieres conocer más sobre mi proceso creativo te invito a que leas este post donde lo explico todo.

El 90% de los tejidos que uso son hechos de residuos textiles, cuando se fabrican los tejidos de algodón, todo lo que sobra se recoge y se aprovecha para hacer de nuevos y así no generan tantísimos residuos.

Los bolsos Kimu no sólo buscan la estética, buscan también la funcionalidad. Las mochilas veganas, por ejemplo, están pensadas también para el público más joven e, incluso, la más pequeña, para los niños. Pueden servir para ir a la escuela o al instituto con todo el material necesario pero que también puedan servir para salir el fin de semana. Ahora, con los diferentes tamaños de mochilas Kimu, puedes encontrar la ideal para cualquier edad y para cualquier función: estudios, trabajo y ocio.

Deja un comentario

× Chat