TRABAJO, TÉCNICA, CREATIVIDAD E INSPIRACIÓN

¿Qué fue primero?

Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando» La famosa frase de Pablo Picasso resume muy bien la parte fundamental del proceso creativo: el trabajo. Aunque la creatividad se ha vinculado a la libertad y a la inspiración, éstas sólo aportan una pequeña parte a la hora de llevar a cabo un proyecto de creación.

La palabra arte procede del latín, ars, pero en griego es téchnē  y, en la Antigua Grecia, designaba la “producción” o “fabricación material”. En la actualidad, es el término del que proviene “técnica”, es decir, el conjunto de procedimientos y recursos de que se sirve una ciencia o arte. Y es que el arte requiere mucha técnica.

Desde que creé Kimu, ha habido un largo camino de formación en diseño y confección,  así como experiencias laborales previas en el sector de la moda y la creación. Ése camino ha proporcionado la técnica. La inspiración proviene de muchas fuentes: la naturaleza y sus colores, las calles y sus gentes, el arte y sus expresiones o un pequeño museo, una vieja bolsa o de un problema y la necesidad de su solución.

Para mi el proceso creativo es libre pero, como si fuera un niño, debe tener sus límites: el respeto por el medio ambiente (de ahí la búsqueda intensiva de materiales de mínimo impacto), el producto completamente vegano (todos los materiales son de origen vegetal), la calidad (buscando un producto que pueda durar mucho tiempo sin alterarse) y el diseño, funcional pero también moderno y atractivo. Y es que, como las mujeres de Lawrence, queremos el pan y las rosas. Y puede que eso, precisamente, sea el proceso creativo: el trabajo y la belleza, la técnica y el diseño, la funcionalidad y la estética. Difícil pero enormemente satisfactorio.

Feliz semana!

7 comentarios en “TRABAJO, TÉCNICA, CREATIVIDAD E INSPIRACIÓN”

Deja un comentario